0
0
0
s2smodern

Ferran AdriaFerran Adrià, el cocinero mas importante del planeta, da sus impresiones sobre la creatividad, la cocina peruana a la vanguaria de la gastronomía mundial, sus espectativas, su visita a nuestro querido Perú. Aquí les presentamos un estracto de una entrevista concedida al Comercio.

¿Qué busca transformar Ferrán Adrià?

Que la gente vea la creatividad como algo muy normal. Tenemos la creatividad como algo muy extraño, complejo, a veces muy difícil, y no. Cualquier persona puede ser creativa. Y al final siempre hacen falta agitadores.

¿Y cómo ha sentido el peso de la creatividad estos 35 años?

Cómo lo siento, ¿sabes? Porque al final el reto que tengo de hacer El Bulli Foundation es un plato increíble que en este momento no lo tengo, pues va 'a medio plato'. Pero de aquí nada, empezar a tener la presión. Hace falta una presión para crear; si no, te relajas. Lo que pasa es que también hay que tratarlo de una manera muy normal, que no por hacer creatividad eres divino. Normal, y también saber tus límites.

¿Por qué cree que la gente no entiende la creatividad culinaria?

Porque es normal. La vanguardia siempre es difícil. No hay que obligar a que se entienda la creatividad culinaria, hay que hacer entender para qué sirve. Pero es que la creatividad culinaria a mí no me entienden ni los cocineros, pero es normal. Si no, no es vanguardia. Y poco a poco va llegando. De esto he hecho el espíritu de El Bulli, y lo comparo con el Perú y digo: "Ah, es el mismo espíritu". Esto es muy importante, las cosas no las hace una persona sola. Y esto lo decía con Gastón: es verdad que hacen falta ciertos líderes. Pero si ellos no tuviesen personas detrás, a todo el mundo que cree que esto de la cocina es algo más que una cosa para unos señores y comer y tal, no funcionaría.

Nos ha dado a entender que la vanguardia no solo se sirve en los platos, también está en las aulas. ¿Cómo explica esto?

Es que el Perú es vanguardia en el nivel gastronómico. Es un país avanzadísimo en utilizar la cocina como un arma social para desarrollar un país. Que yo sepa, no existía. Es muy importante que yo venga la primera vez. Y de aquí a tres o cuatro años empezará a haber ciertas críticas, es lo normal en un desarrollo de cualquier cosa. Esa es la vanguardia, y esta no solo está en hacer cosas extrañas y nuevas en cocina. La fundación Alicia es vanguardia, y no tiene nada que ver con la cocina. Nuestra relación con Harvard es vanguardia: que la universidad más específica del mundo acepte dialogar con la cocina es de unas consecuencias increíbles. Es muy importante no pensar que la vanguardia solo está en la cocina.

Y vanguardia también va a ser que un peruano esté en El Bulli Foundation...

El sueño es esto. Hay toda la voluntad de que el Perú sea uno de los países. Pero no un chico en formación, sino queremos a uno muy formado. Al mejor que haya en Perú que quiera hacer como el máster, que tiene que crear con nosotros y ver todo esto. Telefónica está comprometida en que sea esto. ¿Cuándo empezaremos a hablar? Pues a finales del 2012 será un momento de sentarnos a hablar cómo hacerlo.

¿Cuál es la meta en la creatividad de Ferran Adrià?

Ya la hemos cubierto mil veces. Es pasarlo bien. Y optimizar, esta es una lectura nueva: en Perú no he estado nunca. También procuro salir de la rutina.

¿Cuánto del Perú hay en El Bulli que cerró y en la fundación que vendrá?

De peruano hay en el espíritu de la fundación, el conocer a Gastón y ver al personaje me confirmó que teníamos que hacer esto.

¿A QUÉ LE SUPO CHINA?

"A una gran desconocida a nivel culinario. y el Perú me sabe a ilusión, pasión. To tengo una envidia sana, porque es un poco como estábamos en España hace 20 años. Tenéis una ambición, que en el Perú ya lo habéis conseguido; pero ahora que sea un país importante en el mundo, que ya lo es, pero que esté en el top".

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comments:

0
0
0
s2smodern

Tambien te puede interesar